SCM Music Player

sábado, 8 de octubre de 2011

Pétalos del alma


Pétalos del Alma
Aférrate a tus sueños, y no los abandones jamás
¡Muestra al mundo lo maravilloso que puedes ser!
Confía en las posibilidades de la vida, y no te apresures a juzgar a los demás.
Confía en la estrella que brilla en tu cielo.
Encara tus problemas uno por uno para vencerlos.
Confía en toda tu fuerza interior.
Muestra al mundo la luz secreta de tu alma.
No huyas de aquellos que traen amor a tu vida.
Mira lo bueno en la vida y no sucumbas a las adversidades.
Muéstrate tal como eres, pues tienes cualidades especiales que te han sostenido hasta ahora, y que siempre te sostendrán.
No pierdas el valor.
Llena tu corazón de felicidad y espárcela en todo lo que hagas! 
Rendirse es para los debíles de corazón, no re rindas.
Si sabes que hacer, no pienses, hazlo. Si no sabes que hacer, piensa.
Los imposibles de hoy serán posibles mañana...
Cada nuevo amor que viene, te hará recordar a ese viejo amor que se fue.
Se autentico, se real, se 

Feliz fin de semana


Amigas y Amigos!

gifs mujeres

diseños e versos

gifs mujeres

mensaje en línea

gifs mujeres

proverbios de gratitud

gifs mujeres

carta de mujeres romanticas

Federico García Lorca

Federico García Lorca


Vals en las ramas


Cayó una hoja
y dos
y tres.
Por la luna nadaba un pez.
El agua duerme una hora
y el mar blanco duerme cien.
La dama
estaba muerta en la rama.
La monja
cantaba dentro de la toronja.
La niña
iba por el pino a la piña.
Y el pino
buscaba la plumilla del trino.
Pero el ruiseñor
lloraba sus heridas alrededor.
Y yo también
porque cayó una hoja
y dos
y tres.
Y una cabeza de cristal
y un violín de papel
y la nieve podría con el mundo
si la nieve durmiera un mes,
y las ramas luchaban con el mundo
una a una,
dos a dos,
y tres a tres.
¡Oh duro marfil de carnes invisibles!
¡Oh golfo sin hormigas del amanecer!
Con el muuu de las ramas,
con el ay de las damas,
con el croo de las ranas,
y el gloo amarillo de la miel.
Llegará un torso de sombra
coronado de laurel.
Será el cielo para el viento
duro como una pared
y las ramas desgajadas
se irán bailando con él.
Una a una
alrededor de la luna,
dos a dos
alrededor del sol,
y tres a tres
para que los marfiles se duerman bien.