SCM Music Player

sábado, 26 de abril de 2014

Viktor Frankl

Viktor Frankl
Viktor nació en Viena en una familia de origen judío. Su padre realizó varios trabajos, desde ser un estenógrafo parlamentario hasta llegar a Ministro de Asuntos Sociales. Desde joven, siendo un estudiante universitario y envuelto en organizaciones juveniles socialistas, Frankl empezó a interesarse en la psicología.
Estudió medicina en la Universidad de Viena y se especializó enneurología y psiquiatría. Desde 1933 hasta 1937 trabajó en el Hospital General de Viena. De 1937 a 1940 practicó la psiquiatría de forma privada. Desde 1940 hasta 1942 dirigió el departamento de neurología del Hospital Rothschild (único hospital de Viena donde eran admitidos judíos en aquellos momentos).
En diciembre de 1941 contrajo matrimonio con Tilly Grosser. En otoño de 1942, junto a su esposa y a sus padres, fue deportado al campo de concentración de Theresienstadt. En 1944 fue trasladado a Auschwitz y posteriormente a Kaufering y Türkheim, dos campos de concentración dependientes del de Dachau. Fue liberado el 27 de abril de 1945 por el ejército norteamericano. Viktor Frankl sobrevivió al Holocausto, pero tanto su esposa como sus padres fallecieron en los campos de concentración.
Tras su liberación, regresó a Viena. En 1945 escribió su famoso libro El hombre en busca de sentido, donde describe la vida del prisionero de un campo de concentración desde la perspectiva de un psiquiatra. En esta obra expone que, incluso en las condiciones más extremas de deshumanización y sufrimiento, el hombre puede encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual. Esta reflexión le sirvió para confirmar y terminar de desarrollar la Logoterapia, considerada la Tercera Escuela Vienesa de Psicología, después del Psicoanálisis de Freud y de la Psicología individualde Adler. Siendo muy joven, había mantenido relación epistolar con Freud, quien le publicó algunos de sus escritos, pero muy pronto abandona la escuela psicoanalítica y se orienta hacia la Psicología individual de Adler, de quien se apartará también junto con Schwarz y Allers (de quienes fue discípulo), por diferencias doctrinales.
Dirigió la policlínica neurológica de Viena hasta 1971. En 1949 recibió el doctorado en Filosofía. En 1955 fue nombrado profesor de la Universidad de Viena. A partir de 1961, Frankl mantuvo cinco puestos como profesor en los Estados Unidosen la Universidad de Harvard y de Stanford, así como en otras como la de Dallas, Pittsburg y San Diego.
Ganó el premio Oskar Pfister de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, así como otras distinciones de diferentes países europeos.
Frankl enseñó en la Universidad de Viena hasta los 85 años de edad de forma regular y fue siempre un gran escalador de montañas. Anteriormente, a los 67 años, había conseguido la licencia de piloto de aviación.
Publicó más de 30 libros, traducidos a numerosos idiomas, impartió cursos y conferencias por todo el mundo, y recibió 29 doctorados Honoris Causa por distintas universidades, entre ellos, uno de la Universidad Francisco Marroquín, institución que también le honró con la clínica de psicología que lleva su nombre.1
Falleció el 2 de septiembre de 1997, en Viena.
via Wikipedia
¡Cuando sufras por algo o alguien, lee este relato y si eres feliz no te hace falta leerlo!
 ¿Quién te hace sufrir? ¿Quién te rompe el corazón? ¿Quién te lastima? ¿Quién te roba la felicidad o te quita la tranquilidad? ¿Quién controla tu vida?... ¿Tus padres? ¿Tu pareja? ¿Un antiguo amor? ¿Tu suegra? ¿Tu jefe?...
 Podrías armar toda una lista de sospechosos o culpables. Probablemente sea lo más fácil. De hecho sólo es cuestión de pensar un poco e ir nombrando a todas aquellas personas que no te han dado lo que te mereces, te han tratado mal o simplemente se han ido de tu vida, dejándote un profundo dolor que hasta el día de hoy no entiendes.
 Pero ¿sabes? No necesitas buscar nombres. La respuesta es más sencilla de lo que parece, y es que nadie te hace sufrir, te rompe el corazón, te daña o te quita la paz. Nadie tiene la capacidad, al menos que tú le permitas, y le abras la puerta y le entregues el control de tu vida.
 Llegar a pensar con ese nivel de conciencia puede ser un gran reto, pero no es tan complicado como parece. Se vuelve mucho más sencillo cuando comprendemos que lo que está en juego es nuestra propia felicidad. Y definitivamente el peor lugar para colocarla es en la mente del otro, en sus pensamientos, comentarios o decisiones.
 Cada día estoy más convencido de que el hombre sufre no por lo que le pasa, sino por lo que interpreta. Muchas veces sufrimos por tratar de darle respuesta a preguntas que taladran nuestra mente como: ¿Por qué no me llamó? ¿No piensa buscarme? ¿Por qué no me dijo lo que yo quería escuchar? ¿Por qué hizo lo que más me molesta? ¿Por qué se me quedó viendo feo? y muchas otras...
 No se sufre por la acción de la otra persona, sino por lo que sentimos, pensamos e interpretamos de lo que hizo, por consecuencia directa de haberle dado el control a alguien ajeno a nosotros.
 Si lo quisieras ver de forma más gráfica, es como si nos estuviéramos, voluntariamente, clavando agujas cada vez que un tercero hace o deja de hacer algo que nos incomoda. Lo más curioso e injusto del asunto es que la gran mayoría de las personas que nos "lastimaron", siguen sus vidas como si nada hubiera pasado; algunas inclusive ni se llegan a enterar de todo el teatro que estás viviendo en tu mente.
 Un claro ejemplo de la enorme dependencia que podemos llegar a tener con otra persona es cuando hace algunos años alguien me dijo:
 "Necesito que Enrique me diga que me quiere aunque yo sepa que es mentira. Sólo quiero escucharlo de su boca y que me visite de vez en cuando aunque yo sé que tiene otra familia; te lo prometo que ya con eso puedo ser feliz y me conformo, pero si no lo hace... siento que me muero".
 ¡Vaya! Yo me quedé de a cuatro ¿Realmente ésa será la auténtica felicidad? ¿No será, mas bien, un martirio constante... clavando agujas a nuestro estado de ánimo y bienestar? Querer obligar a otra persona a sentir lo que no siente... ¿no será un calvario voluntario para nosotros?
 No podemos pasarnos la vida cediendo el poder a alguien, porque terminamos dependiendo de elecciones de otros, convertidos en marionetas de sus pensamientos y acciones.
 Las frases que normalmente se dicen los enamorados como: "Mi amor, me haces tan feliz", "Sin ti me muero", "No puedo pasar la vida sin ti", son completamente irreales y falsas. No porque estemos en contra del amor,  sino porque realmente ninguna otra persona tiene la capacidad de entrar en la mente de uno, modificar los procesos bioquímicos y hacer feliz o hacer que un corazón deje de latir.
 Nadie puede decidir por nosotros. Nadie puede obligarnos a sentir o a hacer algo que no queremos, tenemos que vivir en libertad. No podemos estar donde no quieran nuestra compañía ni nos necesiten. No podemos entregar el control de nuestra existencia, para que otros escriban nuestra historia. Tal vez tampoco podamos controlar lo que pasa, pero sí decidir cómo reaccionar e interpretar aquello que nos sucede.
 La siguiente vez que pienses que alguien te lastima, te hace sufrir o controla tu vida, recuerda: No es él, no es ella... ERES TÚ quien lo permite y está en tus manos volver a recuperar el control.
 "Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: La última de las libertades humanas-la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino, bueno, regular o malo".
    (Por Viktor Frankl, neurólogo, psiquiatra, sobreviviente del holocausto y el fundador de la disciplina; que conocemos hoy como Logoterapia)

Gatos drogados


Los humanos no son los únicos animales que ingieren plantas psicoactivas: los gatos se sienten atraídos por la Nébeda (nepeta cataria, catnip en inglés o hierba gatuna en castellano, según uno de sus nombres vernáculos), una planta herbácea de la familia de la menta (igual que la Salvia Divinorum).
Los gatos se frotan con las hojas y se comen las flores, cuya ingesta ejerce un efecto estimulante y una reacción impredecible: se comportan de manera juguetona, ronronean, babean, eyaculan e incluso persiguen ratones imaginarios.
La nébeda o hierba gatera es una planta herbácea de la familia de las labiadas, que alcanza sin dificultad el metro de altura. El tallo es el característico de la familia: cuadrado, fistuloso y cubierto de una fina pelusilla.
Las hojas están enfrentadas entre sí y tienen un largo rabillo; son blandas y suaves al tacto. Las flores forman un ramillete en el extremo de las hojas superiores. Son de color pálido, casi blancas, de algo menos de 1 cm. de longitud.
Se cría por todas partes, por lo general cerca del hombre, en casas de labranza, tierras de labor, etc. Por definirla de alguna manera, es la clásica “mala hierba” que aparece por todos lados, aunque en este caso sus propiedades medicinales le salvan de su fealdad.



Fotos históricas de los Estados Unidos


 Here are some historic photos, now colorized, which illustrate the world as it existed at the time.  Many of these are very special, such as the last known photo of Lincoln alive.  Some are joyful, some are tragic; all very interesting and wonderful in color.
 
 
                                         Dale click aquí  
 

Frases


Fotógrafo holandés Marin "Marinus"

El fotógrafo de los Países Bajos ha creado un fascinante imágenes en directo a partir de la naturaleza de videozarisovok.

El concepto de "en vivo" las fotos se han convertido en una parte de nuestras vidas, cada vez más popular. En un primer momento, sólo una pequeña parte de la imagen gif animada, pero la tecnología está mejorando, y los fotógrafos que trabajan en ingeniería sinemagrafii vuelve aún más.

Fotógrafo holandés Marin (Marinus) en su blog titulado "Cabeza de una naranja" pone increíbles paisajes vivientes. El agua en sus fotos no se congela, fluye, las nubes flotan, en coche, y las estrellas están cayendo. 

jueves, 24 de abril de 2014

Por placer

Según estudios recientes,
hacerlo parado fortalece la columna;
boca abajo estimula la circulación de la sangre;
boca arriba es más placentero;
hacerlo solo es rico, pero egoísta;
en grupo puede ser divertido;
en el baño es muy digestivo; 
en el auto puede ser peligroso...
Hacerlo con frecuencia
desarrolla la imaginación;
entre dos, enriquece el conocimiento;
de rodillas, resulta doloroso...
En finsobre la mesa sobre el escritorio,
antes de comer de sobremesa
sobre la cama en la hamaca,
desnudos o vestidos,
sobre el césped en la alfombra,
con música en silencio,
entre sábanas en el closet:
hacerlo, siempre es un acto de amor de enriquecimiento.
   No importa la edad, ni la raza, ni el credo, ni el sexo, ni la posición económica...  
así es...  
 ... Leer es un placer!!!

DEFINITIVAMENTE, LO MEJOR ES LEER Y DISFRUTAR DE LA IMAGINACIÓN, Y TÚ LO
ACABAS DE EXPERIMENTAR.
  ¡¡ENRIQUECE TU HÁBITO POR LA LECTURA!!
Y RECUERDA QUE CADA VEZ QUE LEEMOS UN LIBRO,
MUERE UN BURRO...

Reyli Amor del bueno