SCM Music Player

sábado, 26 de abril de 2014

Gatos drogados


Los humanos no son los únicos animales que ingieren plantas psicoactivas: los gatos se sienten atraídos por la Nébeda (nepeta cataria, catnip en inglés o hierba gatuna en castellano, según uno de sus nombres vernáculos), una planta herbácea de la familia de la menta (igual que la Salvia Divinorum).
Los gatos se frotan con las hojas y se comen las flores, cuya ingesta ejerce un efecto estimulante y una reacción impredecible: se comportan de manera juguetona, ronronean, babean, eyaculan e incluso persiguen ratones imaginarios.
La nébeda o hierba gatera es una planta herbácea de la familia de las labiadas, que alcanza sin dificultad el metro de altura. El tallo es el característico de la familia: cuadrado, fistuloso y cubierto de una fina pelusilla.
Las hojas están enfrentadas entre sí y tienen un largo rabillo; son blandas y suaves al tacto. Las flores forman un ramillete en el extremo de las hojas superiores. Son de color pálido, casi blancas, de algo menos de 1 cm. de longitud.
Se cría por todas partes, por lo general cerca del hombre, en casas de labranza, tierras de labor, etc. Por definirla de alguna manera, es la clásica “mala hierba” que aparece por todos lados, aunque en este caso sus propiedades medicinales le salvan de su fealdad.



Publicar un comentario